Archivo de la categoría: Sociedad

Mi relación con Il Gatto Trattorias de Gral Paz 120: seguimos igual.

Tratar de almorzar en el centro de Córdoba puede ser una tarea de expedición. La ciudad ha mutado en los últimos años y el centro comercial – entiéndase zona comprendida entre Av. Colón, Tucumán, San Martín y 27 de Abril – que a medida del crecimiento de locales de ropa de marcas no conocidas, de puestos ambulantes y de basura y mugre por doquier se pudo observar el detrimento en misma escala de buenas opciones para salir a Almorzar o Cenar.

La verdad no hay muchas. Menos en horarios nocturnos. Por supuesto la sociedad cordobesa – o parte de ella – parece conformarse con la proliferación de locales de Super Panchos que agravan aún más la situación de limpieza de los espacios públicos y de pizzerías y lomiterias baratas. Pero restaurantes para sentarse a comer y disfrutar de una comida… En el centro de Córdoba… Ya no quedan.

Sí quedan quienes de han ganado un espacio en el público, ya sea por “tradición” basados en el tiempo o calidad de su comida o servicio. O quedan aquellos que siguen pensando que todavía tienen éxito por todo eso como Il Gatto Trattorias de Av. Gral. Paz 120.

Ya he escrito en varias oportunidades sobre este lugar de la ciudad de Córdoba. Y no recuerdo haberlo hecho alguna vez de manera positiva: pasan los años y seguimos igual o peor. Y el lugar sigue lleno de comensales. Acaso el Cordobés es conformista? Marquista? Careta? Poco exigente? No lo se, pero en cualquiera de los casos pareciera que yo mismo soy todo eso luego de haber expresado lo que antes dije.

Cada tanto vuelvo al Il Gatto. Ayer por ejemplo: salí de una reunión, las opciones eran Mc Donalds, Il Gatto o La Mora – un barcito de comidas ya definidas algo económico y sin mayores pretensiones. Como tenía ganas de sentarme y comer pastas la opción era clara así que entré a Il Gatto Trattorias, me senté y esperé. Y esperé. Y esperé un rato más. Y me fuí a Mc Donalds.

Por supuesto la McNifica no podría compararse con las pastas que pensaba comer en el local vecino pero al menos me atendieron. Me vieron! Ok ok en la cola de caja, parado, esperando como un preso en horario de almuerzo pero me fui feliz con mi bandeja.

Al salir del Restaurante del Gato Bigotudo pensé: “estos no cambian más”

Pero soy reincidente. Más rápido de lo que me gustaría serlo en realidad. AHHH si! Porque si alguien le gusta volver una y otra vez con la esperanza de una mejora, ése soy yo. Lo que pasa es que la comida me tira y es como un ex con el cual tuviste el mejor sexo de tu vida, volves una y otra vez. Y eso me pasa con Il Gatto, sólo que vuelvo pero con mi costado masoquista.

Hoy de nuevo crucé la puerta de vidrio de Av. Gral Paz 120. Hoy de nuevo estaba casi todo lleno. Hoy de nuevo pedí pastas que no había pedido jamás y que opacarian el sabor desabrido y mustio de la McNifica del día anterior. Hoy. Sí. Un día después de ayer. Y veo que nada cambió.

Mozos que te atienden sin ganas, ni siquiera ganas para un saludo de bienvenida. Baños en un estado vergonzoso. Empleado de sexo masculino limpiando y golpeando cañerías en el baño de Damas mientras la señora paqueta se trata de arreglar los rulos frente al espejo (habrá estado cuando ella hacía sus necesidades también? Pienso… Digo…), servicio de wifi que no funciona, ni el propio ni el ofrecido por Fibertel y hermosos individuales en las mesas con el patrocinio de una empresa de productos de Electricidad y una de Materiales de Construcción. Vamos nomás! Si esos son lo materiales de construcción que ayudaron a Il Gatto y así se mantienen… mejor compro en otro lado.

Las pastas? Ah si. Olvidate del puerro. Quizás ya no tenían. Sabor? Lamento decirlo y reconocerlo pero la McNífica se llevó el premio: demasiada salsa para los ravioles nadadores. Ahogados en una pomarola desabrida y algo ácida. Eso si, los hongos negros en oferta: para mí, para el gordo celoso de la mesa contigua y para la novia de él que se deja gritar: “sos una bipolar”. Hermosas charlas disfrute en mi almuerzo de Il Gatto.

Ok ok sobre esto último no puedo responsabilizar al lugar. Pero me tengo que quedar con esa nota de color y olvidarme al menos del estado de los baños???

Ok, supongamos que soy de esos cordobeses poco exigentes, conformistas, caretas y marquistas que salen a comer a lugares conocidos o “establecidos” para mandarme la parte después en Twitter o Facebook. Supongamos. Pero ni siquiera los baños me molestarían como para dejar de venir de una vez por todas a este Restaurante que año tras año, reincidencia tras reincidencia, no cambia ni mejora en nada??? Se justifica???

Comida de poco sabor. Porción buena, reconozco pero insípida. De verdad. Atención pésima: en lo que refiere a un servicio mínimo de atención al Cliente, Il Gatto todavía no comenzó a entrenar a su personal. Lamentable. El estado de las instalaciones, como verán en las fotos esos baños no se les pega la mugre de un día a otro: necesitan semanas. Asqueroso. Los servicios adiciones como WiFi: todos pidiendo la clave, todos preguntando de nuevo porque no funciona. Fibertel el proveedor alternativo tampoco funciona y siento que avala el servicio del Restaurante. Acaso no tienen técnicos o personal que controle el sistema? Olvidate.

Y así sigue Il Gatto haciendo cada vez más decadente el centro Cordobés y nosotros, los eternos enamorados del maltrato volvemos una y otra vez como quinceañera esperanzada. Y ellos que saben que su clientela es poco exigente, sometida, marquista y careta te reciben con el mismo menú de hace 10 años. Pero con peor servicio.

Total te queda La Mora y sino McDonalds que de última si le pones mostaza y ketchup entra como trompada y gastas encima un poco menos que en Il Gatto.

Mozo, la cuenta!   Baño de Il Gatto Limpieza Limpieza Baños de Il Gatto Manu de Il gatto sin sabor Restaaurante Il Gatto Patrocionio

Fotos con Vida. Lo invisible que se revela.

Ayer me visitó una Colega y Amiga. Alegría. El recibir a alguien que uno quiere mucho en su propio espacio es dejar entrar toda esa Energía y que se mezcle con la de uno y todo se potencie. Todo se mezcla y el ambiente cobra otro color y sentido.

Después de haber compartido una Boda hace una semana atrás, nos pusimos a charlar sobre diferentes cosas y de cómo sentimos algunas otras. De cómo nos vemos, que nos moviliza y que hace que nos manejemos de cierta manera diferentes a otras. Ni mejor ni peor: diferentes.

De camino hacia el centro en un mediodía muy caluroso compartimos algunas ideas, y sin querer los dos coincidimos en la importancia de involucrarse en el proceso de la captura de un momento. Y no hablamos del compromiso Profesional, sino más bien Personal. De ése compromiso que te hace tener ganas de hacer lo que vas a hacer, sentirlo y vivirlo.

Y yo le decía que hay mucho de Ego en todo esto. En todo lo que hacemos como Fotógrafos. Y que debemos tener cuidado con eso. Nuestro Ego nos puede jugar una mala pasada al pensar que lo que hacemos es gracias sólo a nosotros. Para mí (y para ella también) una Fotografía es el resultado de una comunicación invisible entre dos partes: de que quien presiona el obturador y quien está delante de él. Consciente o inconsciente de eso, una Energía invisible fluye y es lo que se impregna en la Foto.

Se podrán decir miles de cosas, que físicamente es imposible, que no existe tal “Energía”, que bla, que bli, etc se podrá discutir sobre ésto, pero yo estoy convencido que es así: hay “algo” que une a quien mira detrás del visor y quien está delante de la cámara. Y cuando ése “algo” está en sintonía entre las dos partes se obtiene lo que vemos en una Foto que nos hace sentirla.

La Foto al fin, tiene Vida.

Y debemos ser cuidadosos de pensar que el resultado es sólo gracias a nosotros como Fotógrafos. El resultado es gracias a las dos partes involucradas. Nuestro Ego puede jugarnos una mala pasada al hacernos creer que somos los artífices de ese momento. Y nos puede hacer sentir más grande de lo que realidad somos.

Cuando un Cliente, un visitante, un simple curioso pasa y vé nuestras fotos y dice “que buena foto” generalmente tendemos a creer que sólo lo dice por la toma en sí, por la captura. ¿Y los personajes en ella? ¿Acaso no son protagonistas? Yo creo que sí. Lo que ellos envían, lo que piensan en ese momento, lo que sus cuerpos, miradas y sensaciones sientes y comunican llegan a la cámara: y se reflejan en la foto.

Dar el Crédito a quienes del otro lado nos envían esa Energía, para impregnar esa Vida en nuestras Fotos es algo que deberíamos ser conscientes en cada captura que realizamos.

Así lo siento yo. Así lo vivo.

Nuevas Generaciones de Familias

Los tiempos han cambiado, la vida lo ha hecho y la Familia no está excluída de éste proceso. Las nuevas Generaciones de Familias están constituidas por miembros que se han formado en la era de las nuevas tecnologías de la información. Son familias que se mantienen cercanas incluso en las distancias, gracias a inventos como la telefonía móvil, Internet, las Redes Sociales, etc. Muchas cosas alejan a las nuevas generaciones de familias de las familias tradicionales. Sin embargo, existen otras muchas cosas que acercan a las familias tradicionales a las familias modernas. Se trata de esas características esenciales y básicas que hacen que un grupo de personas constituyan una familia y no un equipo de fútbol o una asociación comercial.

Características que acercan a la familia moderna y la familia tradicional: los hijos

Uno de las características que aproximan a la familia tradicional y a las nuevas generaciones de familias son los hijos. Aunque no en todos los núcleos familiares los hay, si que es un rasgo que caracteriza, a priori o a posteriori a cualquier familia. Y con los hijos vienen los gastos que estos conllevan. Estos, los gastos familiares son otra característica definitoria de lo que ahora y siempre se ha llamado una familia.

En el caso de los hijos, nos encontramos con que desde el nacimiento de estos tendremos que adquirir pañales, que tendremos que cambiar periódicamente, cada vez que el bebé lo necesite, lo que nos obligará a comprarlos también con cierta periodicidad. Esto es algo que nunca cambia.

Pero hay más. Los niños necesitan educación. La necesitaban en el pasado y la siguen necesitando en la actualidad. Y así, al igual que en el pasado, las nuevas generaciones de familias también tienen que preocuparse de llevar a los niños al colegio. Es otra cosa que nunca cambia.

La compra: cambios en las formas

Hacer la compra es algo que, formalmente, ha cambiado. Por ejemplo, en el pasado era típico hacer la compra en familia, visitando el lugar físico en el que la compra se realizaría. Hoy en día, la familia moderna puede hacer la compra desde casa, a través de su computadora. De este modo resulta más sencillo encontrar accesorios para niños y bebés en Dscuento y otras plataformas online. En este aspecto, las compras las realiza algún miembro de la familia y no se visita el lugar físico en el que se realiza la compra. Esto genera innumerables ventajas como el ahorrar tiempo y dinero.

La vida cambió. Los tiempos son más cortos, pero esta nueva forma de comunicarnos, de comprar nos acerca y nos permite ganar mucho más. Quizás dentro de poco tiempo, lo que considerábamos una Familia Tradicional, sea un recuerdo y la Nueva Generación de Familia, práctica, rápida, ahorrativa y que disfruta del tiempo libre, sea la Nueva Tradición Familiar.

Sociedad 2.0

El desarrollo de la interacción online en el ámbito de las relaciones sociales y comerciales ha experimentado un boom en los últimos años. Tan es así que hoy no podríamos concebir una sociedad sin internet y carente del extenso entorno que nos brinda. La multiplicidad de las diversas formas de comunicación se produce en dos sentidos, porque así como recibimos una información procedente de innumerables fuentes, también nosotros podemos, a través de la red y en el marco de la Sociedad 2.0, enviar mensajes de variados contenidos a una gran cantidad de receptores.

El valioso comercio electrónico o e-commerce

La red, además de un fabuloso emporio de comunicaciones sociales, es un medio en el cual tienen lugar a diario miles de transacciones comerciales. Las empresas basan la exposición de sus productos y servicios en plataformas multimedia adecuadas para la mejor presentación de los mismos a los usuarios y potenciales clientes. Algunas de estas plataformas, como Groupon, exhiben las ofertas de los diversos artículos con una necesaria estética y las resaltan en fondos combinados y atractivos. Esta estructura para brindar la información es esencial en propuestas como las ofertas en belleza para mujeres, las que suelen tener elementos de fuerte aprehensión intuitiva destinados a un público femenino exigente en cuanto a resultados, calidad e innovación.

Las Redes Sociales y la interacción: ¿existen límites previsibles?

Lo cierto es que no. Cada día disponemos de nuevas aplicaciones que nos permiten innovadores y asombrosos medios para expresarnos y abrir nuestro pensamiento al mundo, además de lograr un acervo de conocimientos provenientes de diversas culturas que llegan a nuestro sitio social en la red. Esto no significa que no podamos controlar nuestra privacidad en esta avasallante Sociedad 2.0 sino todo lo contrario, pues la legislación regula el funcionamiento de los contenidos que nos envían, otorgándonos la libertad de aceptarlos o no. En el crisol que despliega la red funcionan innumerables páginas web tan accesibles como seguras. En ellas buscamos contenidos útiles para trabajar y para estudiar, ofertas en shopping en general para enterarnos acerca de nuevos productos y servicios, noticias y entretenimiento para todas las edades y preferencias. Es un hecho que con la adquisición de los bienes y de los servicios en forma online logramos maximizar el rendimiento de nuestro dinero, accediendo a descuentos y condiciones de compra que de otro modo no serían posibles. Y, a propósito de “no ser posible”, diremos que es un concepto que pierde vigencia en forma estrepitosa: en la Sociedad 2.0 los significados de “posible” y de “alcanzable” tienden a infinito.

 

Falta y Resto en Córdoba: Cultura para Todos

La Murga Uruguaya “Falta y Resto” se presentó hoy como uno de los eventos del Ministerio de Cultura sobre el programa “Cultura para Todos” del Gobierno de Córdoba. Una noche espectacular para esta murga de los hermanos uruguayos que en plena Av. Hipólito Irigoyen sobre un escenario brindaron un show espectacular frente a miles de personas que se congregaron a escucharlos, disfrutarlos y moverse cn los ritmos murgueros de Falta y Resto.

Las fotos, las imágenes de estos momentos las pueden ver desde aquí.

Sexpoerótica 2011: Córdoba erótica

La 6ta Edición de Sexpoerótica en Córdoba tuvo su primera noche llena de Shows, muestras, Expositores, Charlas y un público que cada año renueva el interés y compromiso por esta Exposición de temática sexual.

No es la primera vez que asisto a Sexpoerótica y parece que año que pasa, las ediciones se vuelven algo más maduras y profesionales. Humor, Shows, Stands de Productos y Servicios, Charlas hacen de este encuentro una propuesta interesante para visitar solo, con tu pareja o amigos. Un ambiente relajado y abierto hace que uno pueda disfrutar de todo lo que ofrece.

Si bien mi visita este año fué para toamr fotos, no dejé de disfrutar de todo lo que me rodeaba. Lamento una vez más la limitación en cuanto a oferta de servicios o productos para otras elecciones o gustos: no sólo parejas heterosexuales participan de estas muestras y no sólo parejas. Muchos grupos, gays, lesbianas, personas mayores, comunidades minoritarias deberían tener representación ya sea con literatura, videos, productos, indumentaria y  mucho más. El ámbito sexual es más que amplio y debería estar representado casi en su totalidad.

Para ver fotos de Sexpoerótica 2011, pueden hacer click acá.

 

Mapping: la UES21 sabe iluminar los espacios y tu cabeza

Acabo de regresar del evento “testing” sobre Architectural Mapping de la UES21. Impresionante. Y si para muestra sirve un botón, ese “cachito” de muestra sirvió para que llegue a casa sin sueño, con ganas de escribir, con ganas de seguir escuchando música y viendo unos increíbles visuales sobre un espacio arquitectónico que sirvió de soporte increíblemente.

Ayer, o antes de ayer, recibí por Twitter una invitación para este evento “cerrado” donde nos pensaban mostrar lo que sería el primer Architectural Mapping en la ciudad de Córdoba. Y hecho por cordobeses. El Mapping es a grandes rasgos, una proyección artística sobre un espacio arquitectónico. Imprimir esas imágenes con movimiento y luz sobre un lienzo o sobre una pantalla de cine no tendría el más mínimo sentido ya que aprovechándose de las dimensiones, profundidades, texturas y demás elementos de la Obra física – edificio, monumento, etc – se proyectan visuales artísticas que juegan con el mismo creando ilusiones impresionantes que engañan a la vista y al cerebro en la mayoría de los casos.

Más allá de lo bonito que se vé todo esto, hay mucho trabajo y tecnología por detrás: horas de “mapeo” sobre la obra midiendo cada milímetro de los muros, columnas, paredes, aberturas, etc que servirán luego de soporte para las visuales. Calibración de los impresionantes reflectores que deben utilizarse para este puesta, coordinación de sonido, movimiento, probar, probar y probar.

Y a eso fuimos invitados, a ver una “prueba” que no tenía de tal absolutamente nada ya que la noche incluso, parecía disfrutar y dió paso a una luna de fondo celosa que no logró, simplemente por lerda, lo que nosotros de éste lado absortos contemplábamos. Allá lejos unos relámpagos, hacia el sur parecían molestos por el show de luces y sonidos. Era algo extraño. Un espacio abierto, sin contaminación lumínica, las voces que se acallaron cuando por fin cayeron en la realidad que no era un simple espectáculo de luces y sonido, sino un viaje que cada uno lo debe haber sentido de manera diferente. Y un cubo luminoso. Y un plano. Y otro. Y líneas. Todo luminoso. Todo con vida. Cada píxel, cada color, cada movimiento nos traía una sensación diferente, un recuerdo, algo que nos identificaba. Quizás por la Evolución misma: porque fuimos creados desde una célula y pasamos por tantas vidas que la vida misma es sorprendente al punto de maravillarnos con cosas tan simples como la luz.

Fué un espectáculo que lo vería una y otra vez. Porque cada vez que lo seguí repitiendo en mi mente, lo ví diferente y me trajo un pensamiento diferente a mi corteza cerebral. La UES21 quiso mostrarnos un nuevo espacio por dentro, su nueva Biblioteca y aulas de posgrado. Pero supo mostrarlo mucho mejor desde afuera hacia adentro. Porque una obra es el reflejo de su entorno y lo que proyecta como tal. Lo que perdura. La luz que irradia como energía misma del concepto al momento de la creación. Y ahí explotó: la vía láctea y todo comenzó. Las palabras, las hojas, el desarrollo, la música y los colores… esos vibrantes colores… los materiales.

Hermoso. Si tienen la oportunidad no la desaprovechen, el día 30 de Marzo a las 20 hs se cierran todas las puertas gratuitas de ingreso y se apagan las luces. Y se encienden las ideas. Ideas con sonido, forma, profundidad y colores. Con texturas, con confusiones y engaños y actos que parecen de magia. ¿Se puede tocar? No, pero se puede sentir.

Por cuestiones lógicas no puedo compartir todas las imágenes y videos, pero nada tiene comparación a disfrutarlo en vivo, en el hermoso espacio de la UES21, bajo un cielo pleno, sin luces, sin ruidos externos. Nos vemos ahí!!

Datos Adicionales y técnicos:

Programa de Architectural Mapping de la UES21: Día 30 de Marzo 20:00 hs Show
21.30 hs. Cierre del show con una performance por parte del DJ Caballo de Tierra.
23:00 hs. Fin de la Actividad

La entrada es Gratuita y Libre, previa inscripción en www.21.edu.ar
No se permitirá la entrada de vehículos al predio luego de las 20.30 hs. a 21.30 por cuestiones técnicas

La gente grosa que está detrás de esto, aparte de los Directivos y Organizadores en sí, son: Estudio portátil de Juan Sorrentino. Éste pibe diseñó el Architectural Mapping en sí. Y si no me equivoco la música que por cierto, es increíble.
Los de Sonido otros que bien bailan: Congral Rental de Ernesto Castaldo. Groso el sonido, y eso que sólo era una “muestra”
Y por último pero no menos importante Cristina Schwander que nos hizo sentir muy cómodos sobretodo a mí que por momentos no entendí que hacía sentado al lado de Rebecca Bortoletto y Fernando Arocena 😛

La silla de ruedas y el perro de la esquina

Me encanta ver la gente pasar. Me encanta observalos, imaginar cómo son sus vidas, adonde van, en qué van pensando. Adivinando pensamientos de las miradas de unos hacia otros.

Suena Sandra Mihanovich. Un silla de ruedas se detiene delante mío y me da la espalda. Una campera rosa cuelga y los puños de las dos mangas tocan apenas el piso. Porsupuesto que están mojados: llovió fuerte gran parte de la tarde y todas las veredas tienen charcos de agua. Sobre la campera una mochila gris y rosa con dibujos modernos de MTV y luego noté todos los artificios que tenía esa silla de ruedas para poder plegarla: argollas, pequeñas trabitas, manijas que se pueden ver a simple vista que se pliegan o giran… Sus ruedas de goma gris casi del mismo color de la mochila y de las mangas de la campera.

¿Esta sola?¿Nadie la acompaña? Pensé si debía levantarme y ayudarla a cruzar y me dije que debía hacerlo, sólo si lo sentía y no como un acto de alimento al ego y a la imágen y escrutinio público. En ese mismo instante el semáforo dio luz verde para los peatones y todos apresuraron el paso. Ella apoyó sus manos en las ruedas y decidida hizo una gambeta, enfiló para la rampa de bajada y siguió. Pensé que su silla de ruedas no debía ser económica por todas las características que tenía, incluso las ruedas tenían un sutil ángulo de inclinación como en las sillas que se ven en carreras de minusválidos, eso les dá potencia,estabilidad y comodidad. Creo, no soy un entendido en el tema pero me imagino que debe ser por eso, sino ¿a quien le gustaría andar con ruedas torcidas?

Sandra y su hermano recitaban a coro “...Que la vida no se puede abandonar…” Y la vi alejarse. Mi vista se desenfocó y los pies de muchos transeúntes pasaban frente a mí: colores y velocidades diferentes, mis ojos se desenfocaron más y pensé que se me iban a llenar de lágrimas. Lágrimas y una mueca de sonrisa en la cara. Que se yo… relacioné  la frase de la canción y la silla ruedas que ya iba varios metros adelante, allá, esquivando gente que venía hacia mi lado. ¿Podría yo? ¿Podría yo no abandonar la vida ante una circunstancia así?  Los pasos nerviosos frente a mis ojos del perro callejero que corría a los taxis de sonido particular me hizo volver a enfocarme en todo.

La gente seguía caminando y sus vidas seguían pasando. Y yo sigo imaginando.
Amo esta esquina. Amo ser un testigo visible y ausente para todos. Algunos pasan y miran, curiosos. Posan sus ojos y por milésimas de segundos parecen preguntar con la vista: ¿sos vos? Quizás piensan que estoy haciendo lo mismo que ellos: buscando a alguien.
El perro se echó a mi izquierda y buscó una baldosa seca para hacerlo. La oreja del mismo lado está doblada pero dudo que le importe como tampoco las marcas de peleas en su hocico. No puedo imaginarme en que piensa ni cual será su vida: solo sé que cada tanto busca a su obsesión color amarillo con un sonido particular, hasta ahora se vuelve cabizbajo después de 3 ladridos.

El Seguidor Perseguido

Ayer se me presentó una situación particular. Con esto de que ahora soy un usuario de Twitter – nuevo usuario, pero al fin estoy Twitteando – me he vuelto a encontrar con gente conocida, otros no conocidos y a otros mejor perderlos que encontrarlos :-P. Para aquellos que no saben como funciona Twitter, uno como usuario “decide” seguir a otro usuario por diferentes motivos que pueden ser, amistad, tipo de publicación, temática, simpatía, humor, etc.

Yo, como un usuario nuevo, no tengo mucha gente que sigo por que la verdad es que voy “conociendo” en base a quienes me comienzan a seguir, a búsquedas, a renombres etc a otras personas.  Sigue leyendo