Salir a Comer en Córdoba

Hace tiempo que con un par de amigos queremos hacer públicos nuestros análisis de los lugares donde solemos salir a tomar algo, comer, cenar, picar o simplemente a pasar el rato. Realmente esta ciudad dá para hacer una análisis pintoresco sobre todas las situaciones que se dan en estos momentos.

Me pareció que ya era hora de hacer público mi descontento con la pésima atención de los lugares de comidas en Córdoba, el decadente servicio al cliente brindado por la mayoría de sus mozos y por los dueños incluso, y la falta de exigencia de los pobladores de esta ciudad.

No me incluyo en la lista porque soy exigente y porque me quejo cuando y donde me tengo que quejar.

Si hay algo de lo que peca el Cordobés es de ser “Marquista”. “Fuimos a comer a Sushi Club”, “fuimos a comer a Alcorta”, “salimos a cenar a Il Gatto” y así sigue la lista. Quizás deba darle una mala noticias a todos: ni Sushi Club ( que es una pésima franquicia mal controlada por la casa central en Dios Buenos Aires) hasta el Il Gatto que por expanderse cada vez amplia más su pésimo servicio de atención en ciertos locales, los cordobeses disfrutan de las Marcas reconocidas y sienten que con el siemple hecho de estar usando un plato con el logo impreso de Alcorta es suficiente para comer bien.

Les tengo malas noticias: no.

El logo y la marca no sirven para comer bien o ser bien atendidos. No basta, no sirve, y no alcanza. Al menos no siempre. Y a la hora de que algunos valientes hagamos críticas de la atención, el servicio, lo que se promueve y se consigue a cambio ( relación Carta, Precio, Plato Servido) la mayoría de los dueños o encargados de los bares o Restaurants de la ciudad de Córdoba tienen una respuesta en común que pareciera sacada de los Seminarios “Cómo tratar a los Clientes cuando no están conformes”. La respuesta es: “Pero nadie se ha quejado hasta ahora…”

Exacto. Eso es verdad. Porque el Cordobés tiene baja cultura de crítica y exigencia. Son los que más hacen quilombos en la calle abierta, tapados con pañuelos y tirando bombas a diestra y siniestra, pero a la hora de estar frente a un Encargado de local en un restaurant, no van a dejar su crítica objetiva ni siquiera si la misma estuviese en promoción de 2×1. El Cordobés no critica, no se queja, no sabe cómo hacerlo y no exige.

Me pregunto si es tan difícil tomar una crítica como algo de lo cual podemos aprender? Pareciera que sí. La queja molesta y no se acepta bajo ningún punto de vista en la mayoría de los casos y pareciera ser el punto dos del mismo seminario. No se deben reconocer las quejas porque significaría una falla en nuestro servicio,  y no la tenemos.

Les tengo otra mala noticia a quienes ofrecen servicios gastronómicos en Córdoba: tienen esa falla y otras tantas más. Y sería bueno que las escuchen y aprendan de los clientes que hace su observación.

Los servicios son cada vez más pésimos, los mozos que se contratan no tiene “cultura” de mozo y muchos no saben ni siquiera por cual lado servirte el plato de comida. Ni hablar de la simpatía o cordialidad. Muy pocos lugares a los que hemos asistido han llegado al 100% de conformidad haciendo un balance de lugar, atención, carta, precio, y producto obtenido. Muy pocos.

Mientras que en Buenos Aires los porteños se quejan de su pésimo servicio, cuando uno desde el interior visita la Capital del País, la diferencia se nota. Y mucho, al punto de apostarles cual ciudad ostenta el título de peor servicio en Restaurantes y Bares. Estoy seguro que esta ciudad se lleva los laureles y no es precisamente algo de lo cual sentirse orgulloso.

Es hora de dejar de leer “reviews” que son siempre positivas y que parecen ser hechas a cambio del plato más caro del lugar: si querés invertir el plato mas caro, hacete cargo de las críticas que puedas tener y si hay algo en lo que los clientes o lectores hicieron hincapié, sería bueno que lo tomen como un cumplido y no como una amenaza, una simple queja o caso aislado. Porque los casos aislados no existen.

Que la gente no se queje, no significa que no tengas fallas.

Creo que es simplemente es la falta de Cultura de crítica, de la sensación de “perder el tiempo” y de que no se va a conseguir nada.

Quizás es hora de cambiar o de exigir cambios. En cada lugar que no nos sintamos a gusto por H o por B, cuando el mozo se acerque y pregunte: “Todo bien” la respuesta sea de una vez por todas: “No“: Consideramos que podría estar mejor si la atención fuera en tiempo y forma, porque cuando nos atendieron nos preguntaron que íbamos a comer sin una carta en la mano, como si fuese un despacho de panchos electrónicos, si no tendríamos que repetir el pedido porque se lo olvidaron al llegar a la cocina, porque lo que pedimos ya no tenían más, y lo que elegimos como opción tampoco y me lo comunicaste 15 minutos después, y así, así, así…

Si bien en los ultimos tiempos, se nota una precoupación por los “detalles” y algunos bares o restaurants nuevos se esmeran en que el cliente esté cómodo y le interesa la opinión sensata del mismo lo que los lleva a seguir mejorando, falta mucho por recorrer. Las redes sociales, las recomendaciones online y el boca a boca hoy vienen transformando este nuevo panorama. Basta preguntar: “Que tal se come y atienden en…” para recibir diferentes opiniones y dar una pantallazo del servicio del lugar.

Pero no caigamos en que las redes, y todos estos nuevos medios son la panacea a solucionar todo, porque, para desgracia de la mayoría de nosotros, los bares y restaurants, generalmente no están al tanto de estas redes o simplemente no les interesa. Una lástima en realidad porque sería un medio perfecto de fidelización. Usemos todos los medios disponibles para mejorar nuestro entorno. Y las salidas a cenar, a tomar algo, a compartir un buen momento con amigos forma parte de nosotros y del lugar que creamos todos los días.

15 pensamientos en “Salir a Comer en Córdoba

  1. maxy

    la verdad me parece un ridiculo el que escribió este post. huelgas piquetes? es un pobre tipo que esta resentido con el mundo huelgas y piquetes hay todos los dias en buenos aires aca no, lamentable lo tuyo.
    y por favor que se deje de hacer el critico.
    marquista, das muchaaaaaaa pena 🙂
    este tipo no esta bien definitivamente quizás que no tiene buen sexo ejeje o quizás esta muy grande y esta frustrado por no haber tenido una vida feliz que dios lo ayude ejeje
    besos córdoba 🙂

    Responder
  2. Brenda

    Pero por favor, me parece que te estas equivocando un poco, que tendrán que ver las huelgas, los piquetes o las marchas con ir a cenar o las comidas de Cordoba.
    No me parece que por una mala experiencia hables así de una Ciudad sin saber de su cultura y su gente.
    Deberías ser un poco mas humilde y no ser tan humillante porque a algunos nos puede caer mal.

    Responder
  3. Carlos

    Me parece que todas las opciones son válidas si se fundamentan y tienen un sustento. Si bien creo que el tema es polémico no veo porqué haya que hacer escándalo. Por ejemplo, la gente ahora está hablando de los cupones de descuento, la verdad que con todas las ofertas en Cordoba que hay, no me importa lo que digan, yo siempre quiero lo mejor y más barato. Y cada uno pensará a su modo.

    Responder
  4. ANGELES

    Sinceramente no me gusto tu comentario, supongo que tu estandares son bastantes altos y podes hacer queja de la atencion brindada y calificarla, lo que me parece degradante es juzgar a una poblacion solo porque no te gusto como te atendieron , me parece que tenes que aprender a ser mas humilde y bajar tu ego que no sos juez ni dios.He ido por varios lugares y a bs as tambien y te aseguro que no es una ciudad a tomar de ejemplo solo ve el noticiero, no pretendo juzgar al porteño ni nada por el estilo porque te aseguro con solo visitar no podes decir como son y a todos los que sus egos piensan que pueden calificar una persona haganlo con ud mismos.

    Responder
    1. Francisco Francia

      El artículo está perfecto, el cordobés no se queja y por eso hay tan poco nivel en la gastronomía de Córdoba. Es cierto que es marquista… Para muestra basta con probar los productos de panadería de Córdoba y los de Mar del Plata. Acá son la gran mayoría pésimos, con mucha grasa y con excesiva crema o dulce de leche…

      Responder
  5. anto!!

    yo soi de mardelplata pero vivo en cba y la verdad es un comentario boludo entre aca porq estaba buscando a donde ir a comer en cba y la verdad no me gusta tu comentario te estas refiriendo al cordobes como si solo le gusta comer y nada mas y no es asi dde gustos no hay nada escrito el cordobes es bien de pueblo y vos seguramente sos un porteño el tipico porteño agrandado que se piensa que su ciudad es la mejor y seguramente que si vas a il gatto de bsas vas a decir ai es riquisimo y el de aca es lo mismo boludo igual que con sushi club mui desconforme con tu post

    Responder
  6. Pablo

    Estoy muy de acuerdo, si vas a Palermo en BSAS vas a comer exelente y barato. En cordoba si no es el BUHo u otros lugares en alta gracia, son un desastre.
    Lo mejor de comida en cordoba lamentablemente son los choris del puente del dique en carlos paz, digo lamentable porque estaria bueno poder ir a otro lugar tambien, pero prueben eso que es exelente.

    Responder
  7. Tomi

    Sip, estoy de acuerdo!
    Pero, me incluyo en la lista de exigentes. No me callo cuando el moso pregunta qué tal estuvo y no tengo problemas de decir la verdad. Eso si, he notado que se quedan asombrados cuando les contesto en negativo.

    Experiencia personal, Sushi Club del cerro tiene mejor atención que Nva. Córdoba.

    Hay un lugar que está cerca de la terminar sobre la Poeta Lugones, un lugar de comida mexicana que me pareció copado y las veces que fuí me atendieron muy bien.

    Sabés? Me encantaría conocer mas lugares copados en Cba. Siempre quiero salir a comer a nuevos lugares y nunca se me ocurre.

    Un abrazo!

    Responder
  8. Gaston

    Lizandro, es tal cual lo describis, el problema es que el Cordobes no sabe comer, lo unico que le interesa es la cantidad y precio de comida que le ponen en el plato, no le interesa el lugar, si es barato, y el servicio es malo, se la bancan porque es barato, el cordobes es un raton, a parte quien no tiene un conocido que se puso un restaurant o pizeria o lomiteria porque tenia un amigo que le decian que hacia buenas Pizzas, y la respuesta era nos pongamos una pizeria. Cuanta gente a invertido mucho dinero en un restaurant, y le habrieron al lado una pocilga que termino trabajando mas. El cordobes es un raton.

    Responder
    1. Latente! Autor

      Gastón, coinciido en eso, y también siempre lo he dicho. No se trata si tu economí te permite comer en los mejores restaurants o en otros que son diente libre. Es ratón mental, es un mickey mouse como yo los llamo y no saben comer, ni elegir, ni exigir.

      Para el Cordobés promedio llevar a un amigo de otra ciudad a comer a “La Perla” es todo un lujo que no se puede evitar, ya que sirven una milanesa asiiiiiiiiiiii de grande. En eso piensa el cordobés. Ahora que la milanesa sea rica, ése es otro cantar. Y ahí es donde sale a relucir su pequeño roedor interno.

      Responder
      1. Julieta

        Latente… seguramente tendras familiares en Cba o amigos ratas… porque no es en general que todos van a esos lugares… es depende del grupo con que te manejes y si das ese ejemplo seguro un familiar tuyo te llevo… yo a la perla no llevo ni a mi empleada… pero no generalizes querido, informate mas.

        Responder
        1. Latente! Autor

          Julieta, gracias por tu mensaje… primero me gustaría ser tu amigo patra que me lleves a cenar a lugares bien Top de esta ciudad. Segundo, nombrar a La Perla no tiene nada de malo, y si lees bien el post no hablo de los lugares sino de la relación rápida que casi siempre se hace nombre-calidad y de la poca capacidad de crítica.

          Por otro lado, te debo felicitar como jefa, tu empleada debe estar muy a gusto trabajando con vos.

  9. Chup Chup

    amigo, estoy de acuerdo con vos. en otros paises es super comun devolver el plato cdo no te satisface, llamar al encargado o dejar poca propina si el servicio es malo. a mi, como cordobes, todavia me cuesta y a veces hta me da verguenza quejarme, pero solo si uno se anima abrir la boca, termina recibiendo un buen servicio…o al menos no te quedas con la mala sensacion que te trataron mal, comiste mal y pagaste un monton. ya se con quien voy a salir a comer cdo vaya a cba 🙂
    beso

    Responder
    1. Latente! Autor

      Cuando quieras amigo!!! me encantaría que salgamos de parranda! aunque ya se quien de los dos seguira de parranda y elotro volvera a dormir temprano cual viejo choto!!!! jajajajaj

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *