Archivo de la etiqueta: Vida

Fotos con Vida. Lo invisible que se revela.

Ayer me visitó una Colega y Amiga. Alegría. El recibir a alguien que uno quiere mucho en su propio espacio es dejar entrar toda esa Energía y que se mezcle con la de uno y todo se potencie. Todo se mezcla y el ambiente cobra otro color y sentido.

Después de haber compartido una Boda hace una semana atrás, nos pusimos a charlar sobre diferentes cosas y de cómo sentimos algunas otras. De cómo nos vemos, que nos moviliza y que hace que nos manejemos de cierta manera diferentes a otras. Ni mejor ni peor: diferentes.

De camino hacia el centro en un mediodía muy caluroso compartimos algunas ideas, y sin querer los dos coincidimos en la importancia de involucrarse en el proceso de la captura de un momento. Y no hablamos del compromiso Profesional, sino más bien Personal. De ése compromiso que te hace tener ganas de hacer lo que vas a hacer, sentirlo y vivirlo.

Y yo le decía que hay mucho de Ego en todo esto. En todo lo que hacemos como Fotógrafos. Y que debemos tener cuidado con eso. Nuestro Ego nos puede jugar una mala pasada al pensar que lo que hacemos es gracias sólo a nosotros. Para mí (y para ella también) una Fotografía es el resultado de una comunicación invisible entre dos partes: de que quien presiona el obturador y quien está delante de él. Consciente o inconsciente de eso, una Energía invisible fluye y es lo que se impregna en la Foto.

Se podrán decir miles de cosas, que físicamente es imposible, que no existe tal “Energía”, que bla, que bli, etc se podrá discutir sobre ésto, pero yo estoy convencido que es así: hay “algo” que une a quien mira detrás del visor y quien está delante de la cámara. Y cuando ése “algo” está en sintonía entre las dos partes se obtiene lo que vemos en una Foto que nos hace sentirla.

La Foto al fin, tiene Vida.

Y debemos ser cuidadosos de pensar que el resultado es sólo gracias a nosotros como Fotógrafos. El resultado es gracias a las dos partes involucradas. Nuestro Ego puede jugarnos una mala pasada al hacernos creer que somos los artífices de ese momento. Y nos puede hacer sentir más grande de lo que realidad somos.

Cuando un Cliente, un visitante, un simple curioso pasa y vé nuestras fotos y dice “que buena foto” generalmente tendemos a creer que sólo lo dice por la toma en sí, por la captura. ¿Y los personajes en ella? ¿Acaso no son protagonistas? Yo creo que sí. Lo que ellos envían, lo que piensan en ese momento, lo que sus cuerpos, miradas y sensaciones sientes y comunican llegan a la cámara: y se reflejan en la foto.

Dar el Crédito a quienes del otro lado nos envían esa Energía, para impregnar esa Vida en nuestras Fotos es algo que deberíamos ser conscientes en cada captura que realizamos.

Así lo siento yo. Así lo vivo.

Alma Matters

Bueno. LLega un final de año. Y estoy escuchando Alma Matters de Morrisey. Quizas es la 6ta. vez que lo escucho en el día. Quizas vaya por más. Quizás es el tema que me inspiró a escribir este escrito dias antes de viajar a encontarme con la familia y con la desesperación de extrañar desesperadamente a mi chico en todos estos días que no voya estar.

Es extraño como cambian las cosas. Muy extraño.

Yo soy extraño a la vez. Es curioso como uno cambia con el tiempo y como las cosas se van modificando y todo te sigue sorprendiendo por más que hayas creído que habías perdido la capacidad de asombro con los años. Ok. Papá Noel no existe, pero sigo creyendo en sueños.

En otro momento, hace unos años, mi partida no hubiese sido más que un viaje de encuentro con mi familia y descansar. Ni siquiera pensar mucho. En otros momentos, para estas fechas, hubiese deseado quedarme solo, aun estando en pareja como lo estuve, pero solo me sentía mejor. Encuentro común a estos ultimos días del año que hice muy bien en separarme ya hace un tiempo, y lamento de alguna forma, no haberlo hecho antes. Por mí y por la otra parte. Mantener una relación por el simple hecho de mantenerla, no lleva a nada y son muchas las cosas que se pierden en el camino: dañamos, nos dañan, no damos y no tenemos capacidad de recibir lo que podríamos. Es inutil. Pero a pesar de no haber amado a mi anterior pareja, de haberme arrepentido mucho tiempo el haberle dicho que “Sí” a nuestra primera reconciliación, a pesar de que es una persona buena, no pude haber sido más injusto conmigo mismo. Y voy a hablar de mí. Fuí injusto. No me dí lo que me merecía, intenté, reintenté, lo mejor que pude, mantener algo que era imposible de mantener. Ahora lo veo. Ahora, con varios kilómetros recorridos y días de calendario que se llevó el tiempo. Ahora. Antes no podía verlo. Y si bien siempre caen de mis labios las palabras “todo pasa cuando tiene que pasar, ni antes ni después”, debo reconocer que me hubiese disfrutar de mi estado actual mucho antes.

Mi alma ha estado en una transformación constante y sonante en el ultimo año y medio, ha sido increíble de verdad. Y anoche me dí cuenta de lo bien que estoy con mi chico y de cuánto me ha ayudado y he cambiado desde que lo conozco. Es increíble lo que hizo conmigo en tan poco tiempo: 11 meses y contando. Y no soy de los que le gusta reconocer que el crédito lo tienen otros, pero en este caso es inevitable. Todo lo que no conocía, y que desee por muchos años, llegó de una manera que no pensaba.

Es lamentable que yo haya estado tanto tiempo enceguecido a tantas cosas y haya tratado mal a tanta gente, y solo por mi estado afectivo. De eso me doy cuenta ahora, anoche precisamente. Cuando uno no está bien consigo mismo, no está bien con nadie. No fuí feliz: fueron momentos. Pero no fuí feliz. Quise serlo? Sí. Pero era imposible con tantas limitaciones fisicas, emocionales y culturales. Era imposible. Ahora lo veo. Cómo no lo ví antes? Cómo no dejé soltar antes para no sufrir por algo que nunca habia tenido en un 100% y tampoco quería? Es curioso como nos aferramos a algunas cosas sólo por el deseo de acumulación: días, dinero, meses, reconocimiento, años… no conozco casos de gente que acumule Amor por ejemplo. Nos aferramos y mentenemos algunas cosas sólo por el hecho de no perderlo y tenerlo a nuestro lado. Como perros haríamos excelente el trabajo, sólo que terminaríamos tapados por nuestros propios huesos.

Anoche lo reconocí, y a mi manera. Le dije al Gordo lo mucho que lo quería y lo agradecido que estaba de que haya aparecido en mi vida. Una noche de desesperación y desesperanza. Esas noches donde crees que tu vida ya no tiene destino y que no sabes donde vas a terminar. Una noche donde las estrellas brillaban y donde la posibilidad de encontrar unos ojos amables, eran casi imposibles. Terminamos ahí, los dos en la cama desnudos, sintiendo su pecho peludo, con la luz de la noche que entraba por la ventana y ya nada nos importó. Nos perdimos en las miradas y temí perderlo. Temí que algo le pasara y no volverlo a ver más, la sensación de tristeza que tuve me hizo dar cuenta que tenía que abrazarlo más fuerte y no soltarlo, apretar su cabeza contra mi pecho y dejarme llevar por su suaves besos que siguieron en enredos mientras la lluvia comenzaba a caer y los pinos a bailar con ella.

Nunca me había pasado. Nunca me habian pasado tantas cosas como sucedieron este año. Es bueno avanzar espiritualmente, porque todo lo concerniente al Alma – Alma Matters – es lo que nos eleva un poco más.

Me siento demasiado bien. El Gordo es el responsable de eso creo en gran medida: de mi estado de animo, que hace casi un año que se mantiene en un constante positivismo, en las ganas de ser mejor y avanzar, de ser mejor persona, en la no necesidad del mal trato, en aceptarme y gustarme como soy, en no sentirme culpable por todo y por todos, en esa sensación de culpa constante que tuve, en los 6 kgs. de más que tengo, gracias al tranquilidad que me rodea. En lo divertido que estoy y puedo ser y en cómo se ríe de mí y conmigo. En aceptarme tal cual soy, fisicamente, mentalmente y sexualmente. En aceptar mis partes oscuras, que son tan lindas como las más claras. En dejarme llevar como una varilla en la corriente. Es un año fantástico. Ojalá siga así. Me encanta crecer.

Cuando yo era chico quería crecer, y muchas veces dije que lo que quería ganar en la vida era experiencia: la estoy ganando. Me siento tan pleno y feliz, me siento vivo. Vivo mi vida, y quizas las decisiones que he tomado puedan resultar estrañas para muchos. Pero fueron mías. Después de todo: quien te preguntó ?

Alma Matters – Morrisey

So : the choice I have made / Entonces: las decisiones que tomé
May seem strange to you / Pueden parecerte extrañas
But who asked you, anyway ? / Pero quien te preguntó de todos modos?
Its my life to wreck / Es mi vida la que naufraga
My own way / su propio destino

You see : to someone, somewhere, oh yeah … / Para que veas: para alguien, en algún lugar, oh sí
Alma matters / El Alma importa
In mind, body and soul / En mente, cuerpo y alma
In part, and in whole / En parte y en todo
Because to someone, somewhere, oh yeah … / Porque para alguien, en algún lugar, oh sí
Alma matters / El Alma importa
In mind, body and soul / En mente, cuerpo y alma
In part, and in whole / En parte y en todo

So the life I have made / Entonces la vida que he tenido
May seem wrong to you / Puede parecerte equivocada
But, Ive never been surer / Pero nunca estuve tan seguro
Its my life to ruin / Es mi vida la que se arruina
My own way / A mi manera…

Esperando la Carroza

Asi me siento. Vacío incluso.

Pasan los días y las cosas no se resuelven. Por un lado una voz interior me dice que espere, por otro lado, otra voz me dice: movete. Y todo esta en in constante tironeo del cual creo que no puedo salir.

Las cosas no estan tan feas como parece. La verdad, quien las vea de afuera, pensaria que estoy en la lona mal, como se dice ahora. Pero la verdad es que no me siento asi. Si bien las cosas estan muy complicadas, muy complicadas, me siento bien. Eso es importante creo. Con una cantidad importante de adrenalina e impaciencia, nervios, ansiedad, miedos, muchos miedos, pero estoy tranquilo. No he hecho nada malo, estoy quizas pagando malas decisiones o movimientos del pasado, pero no me preocupo, la verdad es que me tengo que preocupar en resolverlos ahora y no detenerme en pensar en el pasado. El pasado es el Canal Volver, como diría la filosofa Moria Casan. Y creo que es así.

Con todos estos quilombos que se estan viniendo, no es facil centrarse en nada, pero a la vez siento que muchas cosas se están dando solas, y por alguna razon tambien se estan moviendo ciertos ladrillos celestiales y se están acomodando… o es solo mi sensación? Me estoy dando manija para quedare tranquilo? No lo sé. Frase que ultimamente comenpleta otra tantas frases en este blog.

Complicada viene la mano Mendieta.

Pero como perro solo, y como perro malo, me estoy lamiendo solo, ahi, tirado en la vereda, sin mirar a nadie con ojos tristones ni demostrando lo mal que la puedo estar pasando. Basta de autocompasión y mucho menos de la sensación de que los demás me miran con compasión. Puaj. Shame on you Lisandro! Vergüenza debería darme.

De una vez por todas debería dejar de lado la postura “comoda” que supuestamente tengo… el tema es, que en estos días, me di cuenta que no soy tan cagador o mala persona como pensaba de mí mismo. Es increible las figuras que uno mismo o los demas, poco a poco, se va creando de si mismo. Que tan mala persona soy? Tan mala persona por deber un poco de plata? Creo que es mayor la cantidad de plata que gasto en llamados y mensajes que nunca regresan a la plata que debo. No es un reclamo ni una justificación, pero la idea de mis postura “comoda” y de “cagador” no se condice con mi persona, y de eso estoy seguro.

Así que, como perro malo, me estoy lamiendo mis heridas solo. Asi no tengo la oportunidad de darle a nadie a palabra la posibilidad de usar la palabra “reclamo”. Qué si estoy enojado? Si. Molesto? También. Ofendido? Si, puede ser. Rencoroso? Si, de una. Resentido? Veamos el diccionario… si, tambien. Vamos que vá! Soy un todo y de ese todo me reconozco todo. NO soy perfecto ni pretendo serlo nunca más. Tengo efectos como todos los tenemos. Todos. Si, leiste bien. Vos tambien los tenés. Y lo que no te gusta de mí, seguramente es porque no lo reconocés en vos.

Y me río de todo y de todos. Hu estoy entrando en la locura. Pero me mantengo en cordura. Gracias al apoyo de ciertas personas que si te conocen y de verdad. Es a pedo. Hay quienes siguen a u lado sin importar si pueden sacar provecho de vos. Si todavia le sos util o si tu persona a su lado los ilumina con tu onda. Hay gente que sigue estando. Y va a estar mucho tiempo. No importa sin son familia o amigos. Estan.

Y será el tiempo de pensar si, uno tiene que seguir estando para los demás. Reconocer las fallas de uno y decirse: para que insistir? Es decadente lo mío. Y sí.

Estoy a 5 de Mayo y el 7 debería dejar mi departamento y no tengo donde ir. Juas. Me río de todo. Hace unos años atras, en una situación asi, hubiese agarrado mi bolso y dormí en cualquier piso. Hoy ya no puedo. Tengo a La Juana, mis cosas, ropas, muebles, vida… ya no es tan facil como ayer. Pero el ayer es el canal Volver. Y la verdad, del canal Volver, ya estoy harto.

Todo comienza de nuevo. Nuevo.

No quisiera detener
esta oleada que me lleva
a dónde, a dónde no lo sé,
sólo me muevo con ella.

Y nadie ahí me conocerá,
y a nadie ahí reconoceré
pero no tengo miedo.

No quiesiera detener
esta oleada que me lleva

Y todo lo que ya viví,
lo sigo cargando
Lo llevo muy dentro de mí
nunca lo he olvidado,
lo siento tan cerca de aquí,
lo llevo muy dentro de mí.

Voy en busca de un lugar,
en este mundo abierto
donde me pueda yo quedar,
para empezar de nuevo.

Y nadie ahí me conocerá,
y a nadie ahí reconoceré
pero no tengo miedo.

Y todo lo que ya viví,
lo sigo cargando
Lo llevo muy dentro de mí
nunca lo he olvidado,
lo siento tan cerca de aquí,
lo llevo muy dentro de mí.

Tipos de Leche: Variedad y gusto para todos

Me puse a pensar en cuantos tipos de leche tenemos en el mercado… o que por lo menos yo conozco.

Cuando yo era chico, me tenia que cruzar todas las mañana a a lo de Doña Rosa a comprar un litro de leche que buscaba en una jarra de plastico roja de Tupperware. Llegaba a casa, se hervía y se tomaba con galletas o pan casero y dulce de higos casero.

La leche, obvio, estaba recién ordeñada de la vaca. Ni hablar de la leche de campo en la casa de mi prima Marcia los fines de semana o en epocas de vacaciones. Esa, ESA Señores, era leche. 3 Días y engordabas 4 kilos. Fantastic!

Bueh, el tema es que hoy por hoy… ya no hay leche de esas… Sigue leyendo